3 jul. 2009

Mirarse a los ojos

¿Por qué es tan difícil mirarse a los ojos?
¿Por qué cuando se hace es a intervalos tan breves y tímidos, como si hiciéramos algo prohibido?
¿Qué da mas miedo, mirar o que te miren?
¿Es mas fuerte el miedo a ser descubierto como un voyeur de las entrañas del otro o quizá el miedo a la desnudez del alma propia?

Un combate de secretos con dos rivales cobardes que prefieren salir huyendo

1 comentario:

Gabriel dijo...

Es la pregunta más grande y más valiente de los últimos diez millones de años. Puede que más. Y pocas se atreven a enunciarla en su fórmula básica y directa.
Gracias.
Un beso.