22 ene. 2010

INCUBUS

Comprimir mi cuerpo contra el tuyo.
Deslizarme entre tus piernas entreabiertas.
Dejarte imaginar que te penetro y no hacerlo.
Oír gemir tus caderas bajo mi pelvis.
Mi lengua abrupta lamiendo tu axila suave y voluptuosa
mientras exhalas un gemido de súplica.
Verte mirar al techo sin ver
y penetrarte al fin profundamente,
mientras cierras los ojos,
mientras yo te miro extasiado.
Dibujar el símbolo de la vida,
la espiral que se adentra en tu cauce.
Sentir tu pecho bombeando aire
en un desesperado acto de insuficiencia.
Tu espalda se arquea.
Tu cuello exhuma desesperado
sudor y aroma a olvido.
Lo muerdo lentamente,
tan lentamente como entro en ti.
Y bebo tu líquida esencia
hasta el final de tu éxtasis,
hasta el final de tu aliento,
hasta el final de tu ser.

4 comentarios:

IO dijo...

Me encantó encontraros ayer por la noche, me parece que la idea es genial

Diáfana dijo...

Estos Aina Libe son así de geniales y nada mejor que compartir con ellos las pegadas. Es como si respiraras mejor despues de hacerlo. ¿Te vendrás a la proxima? :)

IO dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo :)
Por supuesto uqe iré a la próxima :) Nos veremos por allí ;)

Gabriel dijo...

Niña, qué envidia me da esa libertad real con la que escribes lo que pasa de verdad entre los cuerpos.
Un beso.