1 ago. 2007

3 erres

Me cuesta tirar cosas, desde pequeñita, aunque entonces allí estaba mamá a la que le faltaba tiempo para llenar el contenedor de la basura. Le cojo apego a los objetos y aunque ya no sirvan siempre pienso que algunas de sus piezas podría transplantarse en otro objeto disminuido o enfermito, como una especie de donación de órganos.

Dentro de poco me mudo por onceava vez (miedo me da) y tendré que sufrir de nuevo el momento revisión de trastos y sacrificio de mucho de ellos. Imagina en todas esas mudanzas las de cosas de todo tipo que he tenido que ir tirando. Todo gracias a los buenos consejos de la gente que me quiere bien, por que si por mi fuera, necesitaría una casa adosada a la mía para guardar todo lo que soy capaz de acumular. Si es que me parece que todo se puede reciclar, recuperar, reutilizar,… Las famosas 3 erres

Lo peor de tirar (bueno, lo servible lo regalo) es que no creas que me olvido de todo de lo que me deshago. No. Cuantas veces recuerdo aquellos apuntes que tiré de viejos y que ahora me gustaría ver, aquella mecedora, aquellos cables, aquel espejo que iba a restaurar...

Me dicen que no es bueno apegarse tanto a las cosas, que es una carga, un lastre que llevas a tus espaldas y que te limitan la movilidad.

No se, si no fuera por el sentido común de los que me rodean, me imagino en un futuro como esas viejitas que viven entre montañas de cosas apiladas y que nadie entiende.

¿Síndrome de Diógenes, espíritu ecológico o sentimentalismo absurdo?

7 comentarios:

Mígue dijo...

Mudanzas por doquier... Hasta de palabras. Me encanta.

diafana dijo...

Bienvenido, señor abre caminos e inaugurador de comentarios.
Pasé por aquí cuando le venga en gana que yo haré lo mismo con su blog.
Besos

Mariano Cruz dijo...

Vaya si me has dado trabajo de repente... once posts de sopetón!!! Prometo leerte con atención, ya te tengo en mis links. Felicidades!!!

diafana dijo...

Jajaja Hola Mariano!!! Me alegra verte por aquí :) Nada, he decidido mudarme porque myspace tiene una capacidad limitada y cuando les parece te borran el ultimo post sin previo aviso. Y como cuento en mi ultima entrada a mi no me gusta tirar ná de ná.
Estaré por aquí a tu ladito a ver si me contagias un poco de tu sabiduría.
Besitos :)

Anónimo dijo...

Yo pienso que es bueno guardar aquellas cosas de las que de verdad sientes cariño, pero guardar por guardar, meter en una caja, en un armario, donde ya ni te acuerdas de que existe, es una pérdida de espacio, :)))) al menos para mi que mi casa no es grande, así que de vez en cuando hago una revisión, sobre todo cuando cambia la estación de año y tengo que cambiar la ropa de sitio, guardar la de la temporada que acaba de terminar, aprovecho para hacer "limpieza" y no veas que a gusto me quedo. :))))

Besos
Ana

diafana dijo...

ayyyy Anita, si es que yo creo que eso de tirar es un arte que no poseo.
Quizá en algún momento de mi crecimiento ciertas conexiones neuronales no se forjaron como debieran. Quizá necesite un manual de alguien experta en tirar y ahorrar espacio como tú.
No creas, puede que tuviera bastante salida, jajaja, puede que fuera un superventas.
Cualquier consejo que puedas darme será bien recibido :)

Anónimo dijo...

Sabes lo que pasa que de pequeña, por la profesión de mi padre nos mudabamos de casa muchísimo, (era militar norteamericano) y aprendí de mi madre que en cada mudanza aprovechaba la mujer para hacer limpieza, y decia que la mejor forma de archivo : directo a la papelera, je je

Pero no te creas, Diafana, que tengo cosas guardadas de hace siglos también...

Besos
Ana