30 sept. 2007

Reciclaje, librame de todo mal

Notas, listas, teléfonos en servilletas, en reversos de tarjetas, en trocitos de papel, millones de teléfonos de desconocidos, recibos, calendarios, presupuestos, proyectos, cuentas, dibujos, frases, manuales, entradas, deudas, unas llaves diminutas de algún cofrecillo quizá, una moneda ¿alemana? ¿Alguna vez fui a Alemania?

Tantas imágenes, tantos momentos, tantos malos momentos que me reconforta sobremanera sentir que sólo son leves crujidos de neuronas secas y muertas, que vivo un spring hacia la tranquilidad y el autoencuentro. ¡Como pude sufrir tanto! ¡Como pude vivir resbalando constantemente en charcos de lágrimas!

Que suerte tenerme ahora, que alegría de mis cuidados, de mis caricias. Que afortunada por haber encontrado mis senderos.

Todo irá directo al reciclaje, quiero que empiecen una nueva vida, que tengan la oportunidad de recomponer sus moléculas y convertirse en algo limpio de mal.

4 comentarios:

Gelbros J3 dijo...

Enhorabuena. Sinceramente. No era fácil pero ya has llegado.

Retoryo dijo...

Qué buen reciclaje.
ADELANTE!!!

Marisa y Dory dijo...

Hola, guapísima. Hace tiempo que no sé nada de ti, nena. Espero que te esté yendo todo bien.

Mis mejores deseos de que tengas un feliz fin de semana. Besitos.

MARISA.

nordicworld dijo...

Muchas gracias por tu visita, y por el hilo que me llevó a tu blog. Es bueno volver a los 20 grados en invierno del sur y al pequeño caos diario de aquella ciudad. Suena raro pero enmedio de toda esta nieve y senderos muy difíciles, se echa de menos las afueras sin ley de algunas ciudades del sur.
Firmado: de una chica del sur que se cansó y se fue al norte para siempre. Encontró más de lo mismo pero con más consignas que hay que cumplir.