18 abr. 2009

Una y otra vez

La manía de querer atraparte en todos los instantes
El miedo a perderte cuando nunca te tuve
Eres la arena de levante que pica mis piernas
Y sin embargo ignoro el dolor para seguir mirando el mar

Una y otra vez
tropiezo con el mismo mar.

Fíjate que si la marea subiera seguiría sentada mirando
Y cuando la sal quemará mi garganta
puerilmente
Mantendría los ojos abiertos
Esperando
Por fin podría atrapar un puñado de arena empapada
cerrar mi mano con fuerza y no dejarla escapar.

Todos los días golpeo mi mente con machacona monotonía para no recordar tu cara
Todos los días ahogo mi cuello con mis manos para no nombrarte.
Anudo mis dedos para no escribirte
He llegado a tirar mi corazón a la basura cada mañana
Pero inexplicablemente brota de nuevo cada noche

Y es que cada noche cometo el error de leerte
Y es que cada vez que te leo vomito desesperación.



4 comentarios:

NiHiLiST dijo...

"Eres como el mar que moja mi orilla…
a veces vienes, me tocas, me besas, estás,
y a veces te alejas, te marchas, te pierdo,
y permanezco aquí, en mi orilla…sólo y húmedo,
esperando que otra ola te regrese a mí."

Tu texto me evocó estos versos, y quería que lo supieras. Un saludo.

Diáfana dijo...

¡Que bonito!
¿De quien son?

NiHiLiST dijo...

Ummm...¿te enseño el trozo de papel donde lo escribí?

Diáfana dijo...

oi oi oi ¡lo que tiene este niño escondío!

Son preciosos :)