8 jun. 2009

Luna Llena

En noches de luna llena como esta siempre me siento burbujeante. Primero es la sensación y luego compruebo mirando al cielo que es la pelota de poleá la que me esta haciendo hervir.

Hay dos versiones del burbujeo:
Una es chispeante, la reina de la fiesta con jiji jaja por los codos, borrachera asegurada, muy probablemente con remate final de sexo.
La otra es una olla express a punto de estallar, un cerebro en la centrifugadora y no hay manera de encontrar el botón para pararlo o para dejar salir el vapor.

¿Qué cuál es la de esta noche? ¿Tú que crees?

1 comentario:

Gabriel dijo...

¿La que dicte la Luna, como ocurre siempre?
Ya soñarás la respuesta.

Besos.