9 sept. 2009

En el horizonte

En el horizonte de tus ojos clavo mi espada
Respirando cristales galopo hacia la línea oscura
dónde tú siembras limones que saben melocotones
El sudor de tu frente regaba mis dedos
que atrapan palabras
que cosen mordiscos
que anudan ruletas.

Mi capa púrpura vuela tras de mí
El manto animal palpita bajo mí
La luna de cicatrices me mira solo a mí

Hundes los pies en la tierra mojada
Hundo las herraduras en las piedras volcánicas
cuando vuelo sobre malecones de huesos
Con la pupila fija, dilatada,
persigo tu sombra.
persigo tus cabellos
persigo tus notas.

Mi armadura cruje pidiendo huir de mí
Mis botas sacuden al que desfallece por mí
Las montañas a cada paso se ríen de mí

Entre el pecho y el metal tu poema es mi calcomanía
Entre el cinturón y el ombligo mi canción es tu secreto
que delata en clave de Sol mi llegada.
Con los ojos llenos de tierra,
buscas mi nube
buscas mi gemido
buscas mi latido

La esperanza se suicidó sin despedirse de mí
El camino se hizo falla porque no apostó por mí
Tu mirada amnésica no oye ya los versos que silbé para ti.

No hay comentarios: