29 abr. 2010

Ahora soy yo

Hoy no me da miedo esta página que dibujo con cada uno de mis dedos.
No tengo miedo a decir cuanto quiero quererte, cuanto quiero mirarte tanto tiempo como exista en mi universo. Mirarte pausadamente, mirar dentro de ti que es lo mismo que mirar en todos y cada uno de mis rincones. No tengo miedo al exceso de tu presencia porque el exceso no existe en este encajar de piezas, sutil, intenso, fluido, tan natural como respirarnos con las manos.
No quiero que cubras ninguna de mis necesidades, que seas perfecto para mi o que cumplas mis expectativas. No tengo expectativas. No caben cuando bailar contigo se convierte en un instante que el reloj traduce en horas.
Me colma este vivir cada segundo sin pensar mas allá que en el día que llegará en pocas horas. No sueño con viajar contigo, ni con vivir contigo, ni con presentarte a mi seres queridos. Porque este amor no merece menor respeto que el que puede brindarte el mejor de mis sueños surrealistas, el mejor de mis cantos.
A tu salud dedico mis mejores momentos de paz.

“Tan poco tuya que ahora soy yo y nunca fui tan de nadie”

1 comentario:

Aurora dijo...

Auxi, qué grandes eres.
Ya vi que volvió el ada de la inspiración.

Te abrazo suavemente, agual que hacen tus versos.

Espero verte pronto. Besos