16 may. 2010

Es por eso

Es por eso y mucho mas, por eso que no es poco o que no es tanto como decir, como hacer, como pensarlo mucho antes o no pensarlo nada, o bien decirlo sin palabras o esconderlo tras ellas, adivinar las miradas, o leer entre líneas lo que se quiere entender y no otra cosa, los instantes que pasan, que quedan congelados, que se disuelven mirando al techo, escuchando una canción, mirando una arruga en la piel, la punta de los dedos siempre alerta, los pies escondiendo las verdades, esas verdades que no existen por mucho que las busques, por mucho que intentes explicarlas, no existen ni aquí, ni ahora, ni mas allá, ni nunca, porque saber ocupa mucho tiempo y mucho lugar en tu ser, un lugar que le corresponde y que antes estaba violado por reglas en renglones separados por uno y medio, con su número y todo y cuando los borras, la nada, el blanco insinuante se llena de saber que no sabes nada porque siempre habrá un reglón y otro y otro mas vacío para que lo escribas con tu letra, a pulso, ese pulso que a veces no sientes, como si murieras con los ojos abiertos, y que otras martillea tu sien, y otras anuda tu gargantas y otras te hace reír sin control, y en verdad para que el control si nunca sabes que pasará un instante mas tarde, si a veces ni siquiera sabes que ocurrió en el instante que ya pasó, es por eso que nada es y todo abruma, que nunca es suficiente o todo empacha, es por eso que no me canso de preguntar sin pensar, de pensar sin decir, de decir sin saber y de saber sin encontrar.

No hay comentarios: