25 ago. 2007

Esa carpeta negra...

Qué hace aquella mujer aferrada a una carpeta negra. Por qué se abraza a ella como si fuera algo dulce y suave, como si fuera un trozo humano si sólo es un rígido plástico que tiene muy poco de amable.

Qué le hace limpiarla con esmero, mimarla, cuidarla como si de una preciada joya se tratara.

Por qué derrama sus lágrimas sobre ella si no quieren quedarse ahí. Se resbalan, se evaporan y no queda nada, no impregnan nada.

Por qué llora desconsolada, de dónde nace ese dolor tan profundo.

Qué hay en esa carpeta que ni siquiera se atreve a mirar. ¿Tan importante es su contenido?

Me susurran que está llena de pilares rotos, anclajes oxidados, abrazos huecos y genética ineludible, de odio podrido y calcificado y de un amor primigenio que añorará hasta el final de sus días. Quizá guarda a una niña que no entendía el por qué del vacío que sentía en la garganta y a una mujer que no supo encontrar el abrazo que taponara esa hemorragia sin control.

La guardará para siempre. Puede que nunca mire dentro o quizá algún día ya no duela tanto como para poder ordenar su interior y sonreir melancólicamente husmeando su contenido.

Esa carpeta negra…

4 comentarios:

cri cri cri dijo...

Yo la llamo "caja negra", un abrazo!!

diafana dijo...

¡MAYDAY MAYDAY!

mi despertar dijo...

me gusta tu estilo libre y bueno

diafana dijo...

Y a mi me gusta que te guste :)
Bienvenida!