5 oct. 2009

de sufrimiento y ubres

Según la Segunda Noble Verdad, la causa del sufrimiento es el deseo y ciertamente yo sufriría menos si no tuviera que llevar sujetador.
"Teta que mano no cubre, no es teta sino ubre" y ya sabemos que hay mucho zoofílico suelto.

9 comentarios:

aina libe dijo...

Tienes la obligación de llevarlo? Deseas no llevarlo? Necesitas llevarlo?

"Aquella que sujeta sus tetas no descubre que lo que tiene son tetas y no ubres".

(Refranero bucólico felipense)

Anónimo dijo...

Con sujetador y sin sujetador el deseo es el mismo...

aina libe dijo...

Anónimo, el deseo de quién? el de ella? el de quien la desee? o el deseo como un concepto amplio, como palabra mayor? En el primer caso ella desearía no llevar sujetador y por eso sufre (tengo que discrepar con el tao o el zen o el budismo o lo que demonios sea eso de la segunda noble verdad, que me suena a eso, porque sufrirías menos si llevaras a cabo tu deseo); en el segundo caso, bueno, ahí tal vez entran en juego el erotismo y la seducción; y en el tercer caso, mmm,... sí sí y sí, si hay deseo, claro.

Polémico este post... jeje... el tamaño no es importante, el tamaño es el que es. A mí personalmente y en materia de pechos he de decir que me gustan todos.

Besos guapa.

Felipe.

Diáfana dijo...

¡Cuantas preguntas!
Ni tengo la obligación, ni deseo, ni necesito llevarlo, pero... las miradas, palabras y demás asquerosidades que recubren a los zoofílicos me incomodan.
¿Algún análisis al respecto?

En cuanto al refrán, no te ha quedado nada mal :)

La polémica la esperaba porque ya se sabe que "Mas tiran dos tetas que dos carretas" ;)

Besos, Felipe

Diáfana dijo...

Querido Anónimo, para ti siempre, siempre, sin sujetador, por supuesto.

aina libe dijo...

Tu incomodidad es comprensible, también depende de cómo te las miren, porque no es malo mirar, tenemos ojos.

Qué suerte la tuya, anónimo, jeje...

Besos.

Felipe.

NiHiLiST dijo...

En primer lugar, Felipe. Me refería al deseo que despiertan los pechos de Diáfana, con o sin sujetador... Que la vida es sufrimiento y que la causa es el deseo son las enseñanzas que Budha transmitió a sus discípulos tras alcanzar el Nirvana.

En segundo lugar, Diáfana, gracias, entre sus pechos es posible alcanzar el Nirvana.

Y ahora abandono el anonimato.

aina libe dijo...

En primer lugar, nihilista, gracias por abandonar tu anonimato, así es mucho mejor.
En segundo lugar, ya me sonaba a mí a sidharta Gomara la cosa.
En tercer lugar: el Nirvana puede alcanzarse en los pechos de cualquier mujer y si afirmas que en los de Diáfana es posible, ni lo dudo un ápice ni me extraña un pelo.
Un saludo para tí, un abrazo para Diáfana.

Felipe.

NiHiLiST dijo...

Un saludo Felipe.

Y es que ya sabes lo que dicen...dos tetas tiran más que dos carretas...